¡AUMENTA TUS DEFENSAS Y REDUCE LOS EFECTOS DEL RESFRIADO!

Esto es lo que funciona para reforzar tu sistema Inmune

La definición de Sistema Inmune nos indica que es el conjunto de células, tejidos y órganos que ayudan al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades. En palabras más simples, son las defensas que tiene nuestro cuerpo contra agentes patógenos. Este sistema es sumamente complejo pero vital para nuestra supervivencia. Hoy más que nunca el cuidar de nuestra salud se ha convertido en un tema se suma importancia y fortalecer nuestro cuerpo es el primer paso hacia sentirnos más saludables y preparados para combatir un resfriado, gripa o cualquier otra enfermedad.

Las dos funciones más importantes de nuestro sistema inmunológico son protegernos de infecciones o enfermedades y reducir su gravedad de tal forma que nos podamos recuperar mucho más rápido. Para que esto suceda, es importante que nuestro cuerpo trabaje en armonía con sus líneas de defensa. Ante la presencia de agentes patógenos que causan infecciones en las vías respiratorias como la gripa o el resfriado, nuestro cuerpo está utilizando toda su energía en tratar de combatir a los virus y bacterias que ocasionaron la enfermedad, por esto resulta de gran importancia ayudarlo a recibir los nutrientes esenciales para su funcionamiento óptimo.


Después de haber cursado una infección, es normal que nuestro cuerpo se sienta debilitado y agotado. La buena notica es que existen muchísimas opciones para su pronta recuperación entre las que podemos encontrar alimentos ricos en vitaminas y minerales, suplementos alimenticios y diversas acciones y hábitos que fortalecerán nuevamente al sistema inmune.

Así que si te has preguntado, ¿Qué puedes hacer para mejorar tu sistema inmunológico y recuperarte más rápido de una gripa? Te compartimos 10 acciones que definitivamente te ayudarán:

  • Bebe suficientes líquidos
  • Procura una dieta con alimentos saludables y sobre todo rica en frutas y verduras
  • Duerme y descansa lo suficiente para reponer la energía gastada
  • Mantén el estrés dentro de un límite aceptable, es decir, tómate las cosas con calma
  • Opta por consumir suplementos alimenticios o vitamínicos confiables que ayuden a reforzar tu cuerpo 
  • Evita el consumo de tabaco y alcohol
  • Mantén hábitos de higiene saludables como el lavado constante de manos
  • Procura hacer ejercicio moderado como caminar, nadar, yoga o estiramientos
  • Toma un baño de sol para fijar la Vitamina D en tu cuerpo
Y TÚ, ¿TOMAS VITAMINA C?
El poder de la Vitamina C